Noticias destacadas

Publicado el 16 agosto 2020 | por Comunidad

La parroquia celebra la solemnidad de la Asunción de la Virgen

En pleno mes de agosto y con las particularidades propias de este singular periodo, la parroquia no ha dejado de celebrar la solemnidad de la titular de la comunidad, la Asunción de Nuestra Señora.

Los actos comenzaron la tarde del viernes 14 con el rezo de vísperas y la eucaristía en sufragio de las cofrades difuntas de la Asunción. En esta ocasión la imagen de la virgen se había situado en un túmulo a los pies del altar, rodeado de las tradicionales alfàbegues. Al finalizar la misa, se cantó el Akathistos, que es el himno mariano más famoso de la Iglesia. Este himno recibe su nombre de la palabra griega Akathistos, que significa literalmente “estando no sentado” o “estando de pie”  y es llamado así porque se debía cantar o rezar en esa posición en acto de veneración a la Santísima Virgen María.  El himno se divide en dos partes: la primera es evangélica o histórica, y la segunda es de carácter dogmático. Las primeras doce estrofas escenifican la narración evangélica en una serie de preciosos cuadros. Las doce restantes exponen algunos de los más importantes artículos de la fe mariana de la Iglesia. Durante los últimos años este himno se ha difundido mucho en la Iglesia Católica, especialmente gracias a algunas solemnes celebraciones marianas con el papa San Juan Pablo II.

 

Día de la Asunción

El sábado tuvo lugar la solemnidad de la Asunción, advocación que recibe nuestra parroquia desde que fuera fundada en 1248, gracias a la devoción que el rey Jaime I le tenía, convirtiéndose así en la segunda parroquia con esta titular, después de la propia catedral de Valencia. La Eucaristía, presidida por el párroco, D. Jesús Corbí, fue concelebrada por los sacerdotes de la parroquia D. Jordi Cerdà, D. Rafael Beguer y D. Enric Roig,  y por los sacerdotes hijos de la comunidad, D. Vicent Ferrer  y D. José Ignacio Llópez, y contó con la asistencia de las clavariesas de este año, que lo seguirán siendo para el año próximo, la junta de la cofradía y el alcalde y miembros de la corporación.

En su homilía D. Jesús recordó que esta es la fiesta más importante de todas las celebradas en honor a la Virgen «pues el misterio de la Asunción de la Virgen corona todo el misterio de María, condensa toda su vida, ya que después del misterio de su maternidad divina, de su Inmaculada Concepción y de su santidad, preservada del pecado y la corrupción es llevada al cielo en cuerpo y alma». Animó a la comunidad a tener presente a la Virgen María porque «esta es la fiesta de la esperanza, ya que ante el mayor sufrimiento que nos da la vida, que es la enfermedad y la muerte, sabemos que con Cristo todo se supera y la Virgen nos invita, como decía el Evangelio, a vivirlo con alegría y a proclamar la grandeza del Señor».  Dirigiéndose a la comunidad y recordando cómo fue titulada la primera comunidad parroquial con esta advocación después de la Reconquista, la animó a ser una comunidad en camino: «María se puso en camino después del saludo del ángel, de manera que no estamos solos, sino que María nos va abriendo el camino, va delante de nosotros. Que la fe nos mueva a proclamar esa grandeza de Dios, a vivir la fe y a ser misioneros y anunciar el Evangelio». Finalmente quiso recordar a los antepasados de todas las generaciones que han pasado por la parroquia y nos han transmitido el legado de la fe y la devoción por María.

En la eucaristía se estrenó una misa de reciente composición, cuyos autores son dos hermanos feligreses de la parroquia, Alberto y Marcos Miquel Silla. Este conjunto de piezas musicales,  propio de la misa, con un añadido instrumental para el ofertorio, se reúnen bajo el título Misa por la ordenación de un amigo. Fue un regalo que realizaron a Don Enric Roig Vanaclocha, diácono durante el reciente curso y sacerdote de la parroquia durante este verano, con motivo de su ordenación sacerdotal.

La misa, junto a la fanfarria de salida de la eucaristía In sollemnitate Assumptionis BMV compuesta por los mismos para la ocasión de la solemnidad, acompañaron la música y la liturgia de la fiesta.

 

(Fotos de José María Andreu Simó)

 

CompartirShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone



Los comentarios están cerrados

Subir arriba ↑

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies.